Erika Torregrossa (PSC): La cita que no podemos perder

Los ciudadanos latinoamericanos que escogimos Cataluña para vivir, llegamos con el anhelo de formar parte de esta sociedad. El proceso de integración en el país de acogida pasa por ejercer nuestros derechos, igual o incluso con más ahínco, de lo que hemos hecho en nuestros países de origen. Por eso todos los que residen en España de forma regular desde hace cinco años y que proceden de Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Paraguay, tienen una cita en las próximas elecciones de mayo de 2011. Quienes vivimos en Barcelona -52.743, según el INE- nos jugamos un gobierno municipal que se mueva bien por una orientación de carácter social o por intereses propios. Los inmigrantes tenemos el reto de hacer escuchar nuestra propia voz. Por primera vez en la historia podemos decidir qué queremos para la ciudad, cómo queremos que se gobierne, o bien, dejar que otros decidan por nosotros. Si no votamos no existimos, nos hacemos invisibles y la invisibilidad es la manera más fácil de retroceder en derechos. Con nuestro esfuerzo estamos contribuyendo a construir el país, la ciudad y es justo que se nos escuche. Por eso los que cumplen el requisito -cinco años de residencia- no pueden darse el lujo de no inscribirse en el Censo Electoral que se realizará en las oficinas del Ayuntamiento en cada distrito, del 1 de diciembre de 2010 al 15 de enero de 2011.

Desde muy pequeña viví el proceso de aniquilación política de un partido de izquierdas en Colombia (Unión Patriótica). Siempre admiré la valentía de sus militantes, que aún sabiendo que su vida corría peligro, luchaban por sus ideales. Eran ideales de izquierdas. El Partido dels Socialistes de Catalunya (PSC) es un partido de izquierdas y nació siendo una fuerza política inclusiva e integradora. La incorporación de personas con raíces en otros lugares de España y del mundo, se ha hecho natural y paralela a su llegada a Catalunya. Hoy en día el (PSC) es el único partido político que representa la verdadera diversidad que hay en nuestro país. Eso me ofrece confianza. Es un partido político que siempre ha luchado por la igualdad de oportunidades de los más débiles; aquello me conmueve y me anima a comprometerme con su proyecto.

Inscribirse en el Censo Electoral no es sólo un trámite burocrático. Es un paso más en el camino que emprendimos un día emigrando de nuestra tierra para instalarnos en Catalunya. Dejamos nuestras raíces y luchamos cada día para que nuestros frutos sean cada día mejores. Votar nos permitirá decidir cómo queremos que sean tratados esos frutos. Por eso es importante inscribirse, para hacer que un susurro, que es nuestra voz, sea un grito colectivo de los nuevos ciudadanos. Tenemos que gritar todos juntos: “Formamos parte de esta tierra y ahora nos hacemos escuchar”.

Si un inmigrante me dice: “es que no vale la pena votar”, yo le contesto que sí vale la pena! ¿Cuántos de nosotros pensamos que las cosas deberían hacerse de otra manera? El voto es el mecanismo por el cual pasamos del pensar, al actuar.

Actuar diciendo cómo quieres que sea la sociedad en la que vives. Una sociedad inclusiva, o bien una sociedad que olvida a una parte de sus ciudadanos. Si no votamos, no formamos parte de ella. Si algo tenemos claro, es que un día decidimos formar parte de esta tierra y votando lo vamos a demostrar de forma definitiva. Si queremos alcanzar la plena igualdad, ahora es nuestra oportunidad.

Los latinoamericanos ganaremos espacio dentro de los partidos de forma natural, progresiva, sin hacer caso de falsos atajos que algunos prometen con fines partidistas. Catalunya es diversa por naturaleza, plural en origen, costumbres y lenguas. En la representación de las formaciones políticas que existen en este país, debe ser plural también. El PSC lo es.

La crisis económica por la que estamos pasando provoca que la política no genere interés, sino desconfianza. Pero la política a la que estamos acostumbrados en Latinoamérica, nada tiene que ver con la política europea o catalana. Sin embargo, no nos fiemos de ciertos personajes políticos que despiertan su interés por los inmigrantes sólo en época electoral para escudriñar unos votos. En cambio, fiémonos de los líderes que están siempre ahí cuando los necesitamos, cuando los llamamos, porque al fin y al cabo, eso es lo que esperamos de los políticos: que estén ahí cuando los necesitamos.

*Erika Torregrossa es secretaria de organización de la Xarxa Latina del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: